Descripción del proyecto

La historia de Oxia Pardal Trail

El cliente tenía la necesidad de cambiar su Merida MATTS y tras pasar por todas las tiendas de bicicletas de la zona y no quedar convencido con ninguna, me contactó. En la primera conversación me dijo una frase que siempre he sentido en primera persona “no encuentro ninguna bicicleta que me guste”. Después, sus primeras palabras tras los primeros usos fueron “cómo va la bici👏👏👏👏!! ya me he hecho a ella…más de 500 km llevo y lo más destacable, que te va a gustar, es que no noto nada de molestias, ni cuello, ni lumbares nada…el otro día hice más de 3 horas y eso que estoy fatal con el hombro y con la espalda cargada 🤩👍”. Creo que queda bien resumido el inicio y el final de esta bicicleta de montaña de acero hecha a mano.

Bicicleta de montaña de acero

Bicicleta de montaña de acero

¿Qué necesidades tenía el cliente?

Antonio, que es como se llama el dueño de la Oxia Pardal, sufría de dolores lumbares y las manos se le dormían al poco tiempo de ir montado en la bici. Había probado todas las opciones posibles, el cambio de geometría, con el sillín, con la tija, con la potencia, el manillar e incluso cambios ergonómicos como diferentes tipos de puños, de guantes, de acoples en el manillar, con manillares mas o menos anchos, etc… y el problema persistía.

Tras verle montar en su bicicleta de carretera y en la de montaña, me di cuenta que el problema tenía fácil solución pero había que ser minucioso. Observé una posición demasiado forzada, nada natural.

Antonio fue ir a realizar un estudio biomecánico, ya que es totalmente recomendable. Por mi parte, fue recrear las geometrías de sus dos bicicletas en el programa de diseño de bicicletas a medida. Tras recibir el estudio biomecánico pude estudiar mas a fondo todos los detalles.

¿Cómo debía ser la geometría del cuadro?

Tenía claro cuál era su prioridad, quería una bicicleta de montaña de acero. Salir a montar juntos ayudó mucho, pude ver cuáles eran sus habilidades y sus torpezas. Ese fue el inicio del diseño en mi mente. Diseño que después tenía que plasmar en un dibujo. Su necesidad técnica principal era afrontar mejor las bajadas. Sufría falta de confianza y de estabilidad y sentía que iba a salir hacia delante, incluso torpeza por parte de la bicicleta al afrontar obstáculos. En resumen, necesitaba una bicicleta que le transmitiera seguridad.

¿Qué geometría se diseñó?

Una bicicleta de acero hecha a mano ofrece muchas posibilidades, por no decir infinitas posibilidades.

Tenía claros los conceptos y las necesidades de Antonio. Tras muchas conversaciones, algunas muy extensas, donde divagamos sobre las posibilidades, le mostré algún diseño y le explicaba que le podría ofrecer esa bicicleta.

El resultado final fue una bici de acero a medida con una caída de pedalier de 65mm, buscando un punto de gravedad bajo. Siempre manteniendo una manejabilidad acorde al tipo de rutas que él realizaba. En resumen, más estabilidad y seguridad.

Otro dato importante fue el ángulo de dirección. Este, junto con la horquilla RockShox Reba de 120mm, ha hecho que sus mejoras a la hora de afrontar bajadas hayan sido más que evidentes.

Otro problema era el cockpit. Había que conseguir un equilibrio que permitiera reducir los problemas físicos, teniendo en cuenta el estudio biomecánico y las características de la bicicleta.

Todos estos detalles deberían ir en armonía con todas las demás medidas, entre otros muchos más factores y detalles.

¿Contaba con alguna opción extra?

Antonio quería varios extras, uno de ellos era que las punteras fueran deslizables para poder aumentar o disminuir la distancia entre ejes. Las elegidas fueron unas Paragon Rocker para tener la opción de convertir la bicicleta a Single Speed. Debía ser fácil y rápido de instalar. Para ello, el guiado de cable de cambio tiene el recorrido completo con funda. Quita y pon. Otro extra fue el guiado interno del cable de la tija telescópica. Y no podemos olvidar que pidió la instalación de un tercer portabidón.

¿Cómo fue la fabricación de la bicicleta?

En la fabricación había que tener varios factores en cuenta al trabajar con algunas piezas concretas. Era una bicicleta de montaña de acero que tenia muchas ganas de empezar, pero más aun de terminar.

Muchos de los accesorios se soldaron con varilla de aleación de plata, fueran de acero inoxidable o no, así podría controlar mejor la temperatura y evitar riesgos de sobrecalentamiento en puntos críticos.

Una vez terminado de alinear el cuadro, soldar, pulir soldaduras, escariar y prepararlo todo, llegó el momento de enviarlo a pintar.

Soldadura de bicicleta fabricada a mano

El proceso de pintar el cuadro

Se envío a pintar a Rakhor Cycles, un taller especializado en pintar cuadros de acero a medida. Es un artesano del mundo de la pintura, tu pides y el lo plasma tal cual le has pedido.

El diseño de pintura esta formado por dos colores metalizados, negro y plata. Estos colores se combinan en los logos y gráficos mediante cortes geométricos, pintados con máscaras de vinilo para tapar el color de fondo. En las zonas de contacto de las punteras y los botelleros se ha dejado el acero inoxidable sin pintar. El acabado final del cuadro a sido con barniz de alto brillo de dos componentes, garantizando la máxima resistencia y durabilidad. Este esquema de pintura junto con el montaje confieren a la bicicleta un estilo elegante y distinto, propio de una MTB de acero hecha a mano y a medida.

Los componentes del montaje

La gran mayoría de los componentes iban a ser nuevos y el resto los íbamos a usar de su anterior bici ya que eran componentes de gama alta de los cuales no podíamos prescindir. Por ejemplo, las ruedas ZTR Crest con bujes DTSwiss 240 montadas a la carta. En el resto del montaje se usó una transmisión Shimano XT 1×11 completa, frenos Shimano XT, horquilla RockShox Reba 120, manillar Answer Protaper Carbon, potencia Zipp, dirección Cane Creek 40, tija RockShox Reverb Stealth 150mm y cubiertas Maxxis Ardent/Crossmark.

¿Cómo quedó el peso de la bicicleta de acero?

Excelente. Para ser un cuadro fabricado a mano, el peso conseguido en esta bicicleta de montaña de acero fue de tan solo 11.4 kg y eso considerando que algunos componentes no ayudan a rebajarlo, como por ejemplo, la tija telescópica.

Fotos de la bicicleta fabricada a mano en acero

Aquí puede todo el proceso de pintura

Logo Rakhor