Seguro que cada vez que vas a comprar una bicicleta nueva te asalta la duda de que talla elegir. Y es peor aún cuando sabes que estás en un punto intermedio donde dos tallas te podrían valer. ¿Cómo saber qué talla de bicicleta necesito?

El ciclismo es un deporte exigente aunque solo sea por la posición que se debe de adoptar durante varias horas. Por lo tanto, el ajuste de las medidas y una buena elección de la talla, es fundamental.

La decisión sobre si la talla, la marca o un modelo determinado se adaptará bien a ti puede llegar a ser un proceso bastante abrumador.

Voy a analizar las complejidades de la geometría de una bicicleta y te daré algunos consejos para que puedas elegir mucho mejor tu talla.


El cuadro de una bicicleta es bastante simple, está compuesto por una serie de tubos, entre 9 y 11. Estos forman un trapecio en la parte delantera y un triángulo en la trasera. Variando las longitudes de los tubos, especialmente los del trapecio delantero lo que conseguiremos es una amplia variedad de tallas de bicicletas (tamaño de cuadro) y estas se adaptarán a las medidas antropométricas de los ciclistas.

Al mismo tiempo, los ángulos también pueden variar. Los ángulos de la bicicleta hacen variar la geometría, pero donde más sentimos su efecto es en el manejo y la dirección de la bicicleta. Gracias a todas estas combinaciones, hoy en día existen muchos tipos y tallas de bicicletas.

Cuando hablamos de constructores de cuadros a medida, esto es aún más complejo. Gracias a la fabricación a medida del cuadro, se puede obtener un ajuste perfecto tanto en una bicicleta de montaña, de carretera, de gravel como de cualquier otro tipo.

Como dije en las primeras líneas, el ciclismo requiere adoptar una posición exigente y posiblemente antinatural durante mucho tiempo. Por lo tanto, un ajuste de geometría perfecto puede marcar una gran diferencia en el rendimiento y en la comodidad.

En décadas pasadas, cuando la fabricación de cuadros estaba basada en el acero, era bastante habitual que los ciclistas de carretera tuvieran un cuadro hecho a medida. Estos no eran sometidos a estudios biomecánicos tan precisos como los de hoy en día. Se tomaban algunas medidas muy sencillas con técnicas rudimentarias que eran suficientemente precisas para la época para conseguir la talla y un ajuste más que perfecto del ciclista sobre la bicicleta.

Tras la llegada de la fabricación de bicicletas en serie, estas prácticas fueron desapareciendo poco a poco. Una bicicleta producida en masa era mas economica que una bicicleta fabricada a medida en un pequeño taller.

Si recuerdas, las bicicletas anteriores a los años 90, tenían un tubo superior totalmente paralelo al suelo. Esto hacía que en algunas fuera bastante complicado montarse. Pocos años después, a finales de los 90, los fabricantes desarrollaron una gran innovación para poder ofrecer a la mayoría de ciclistas tallas adecuadas a sus dimensiones. Gracias a los cuadros compactos y el sloping el usuario únicamente debería modificar la potencia o la tija para poder adecuar la bicicleta al ajuste perfecto.

 

Colnago Vintage

Bicicleta Colnago Vintage

 

Hoy en día, los fabricantes han consensuado tamaño y nomenclaturas para marcar las tallas de los cuadros y los ciclistas tienen a su disposición una lista de tallas de cuadros mucho menor a las de décadas anteriores.

Además también hay que considerar las diferentes modalidades de ciclismo. Donde más podemos observar las dificultades en la elección de la talla es en el ciclismo de carretera, donde podemos encontrar bicicletas racing, de gran fondo, de ciclocross, de gravel, de randoneur, etc.

Esta desestandarización estandarizada necesita que el ciclista estudie muy bien todos los detalles de la geometría o sea aconsejado por un experto sobre cuál es la bicicleta y talla más adecuada para sus proporciones corporales. De aquí nace la decisión por parte de muchos ciclistas de comprar una bicicleta de acero a medida. Poder elegir todos los detalles, las medidas e incluso el comportamiento de la bicicleta es algo único y que hará que tu rendimiento y comodidad sobre la bicicleta sean los más óptimos.

Con todo y con esto, decidir qué talla de bicicleta necesitas sigue siendo complicado. Y llegados a este punto te preguntarás,

 

¿Por donde empiezo?

Una persona sobre una bicicleta tiene tres puntos de contacto: el manillar, el sillín y los pedales. El triángulo formado se llama Cockpit.

 

Cockpit. Los tres puntos de apoyos del ciclista en una bicicleta

Cockpit. Los tres puntos de apoyo del ciclista en una bicicleta

 

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, ¿lo ves claro, verdad?. Lógicamente, dependiendo de la modalidad de ciclismo y del tipo de bicicleta, esta posición varía.

La primera fase para determinar adecuadamente la talla de una bicicleta es determinar la posición ideal del ciclista sobre cada uno de esos tres puntos y esto estará determinado por las medidas corporales, la fuerza y la flexibilidad. En resumen, estará basado en su biomecánica. Por eso es importante realizar un estudio biomecánico antes de comprar una bicicleta de catálogo o una bicicleta a medida, especialmente en la segunda opción. El estudio hará que el ajuste del cuadro al ciclista sea totalmente preciso.

Antiguamente, ajustar la talla de la bicicleta se basaba en la opinión y las ideas tradicionales de los mecánicos, artesanos o ciclistas. Hoy en día se ha convertido en una ciencia bastante sofisticada donde se emplean complejas herramientas junto con ordenadores. Esto proporciona al ciclista las medidas exactas que necesita en el cockpit y por tanto en la talla de la bicicleta.

Una vez que un ciclista encuentra su posición ideal en la bicicleta y siente que es efectiva, esta será una plantilla para próximas adquisiciones. Para lograr esta posición, habitualmente habrá que realizar un estudio biomecánico, aunque hay ciclistas que por su experiencia y años de prueba/error, tienen sus medidas totalmente adaptadas a la perfección.

 

¿Cómo tomo las medidas de mi bicicleta?

Las medidas comunes que se suelen tomar para determinar la talla de la bicicleta son la altura del sillín y la distancia de centro de sillín a centro de manillar, aunque no aportan precisión. Para aumentar la precisión, las medidas se deben tomar son las que se realizan desde el eje de pedalier.

 

Tomar medidas cuadro bicicleta

Cómo tomar las medidas de un cuadro de bicicleta

 

Estas medidas se toman desde el centro del tubo de sillín, desde el centro de manillar y su relación con el eje de pedalier. Son medidas que no variarán en función de los componentes que usemos, a excepción de la potencia. En un cuadro fabricado a medida, ni siquiera esta modificará las medidas, porque la potencia es parte fundamental de la geometría del cuadro y la bicicleta estará fabricada con una potencia concreta y todo estará adaptado a la biomecánica del ciclista.

Sin embargo, si tomáramos como referencia la punta del sillín o la caída del manillar, o en el backsweep en el caso de manillares de montaña, las medidas variarán si usamos diferentes manillares o sillines.

Para tomar estas medidas es necesario un metro y un nivel. Aunque no vamos a lograr una precisión milimétrica ya que son “herramientas rudimentarias” y no específicas, vamos a conseguir unas referencias casi perfectas de las medidas de la bicicleta.

En mi repertorio de frases particulares existe una que dice “un milímetro en una bicicleta es mucho, pero cinco es una barbaridad“. Y aunque existen ciclistas que son más o menos sensibles a pequeños cambios, con esta toma de medidas debe de ser suficiente y funcionar bastante bien para los menos sensibles.

Es posible que seas de esas personas que, cuando lees o escuchas a alguien hablar de la sensibilidad al notar cambios de 1mm, recuerdes el cuento de “La Princesa y el Guisante“. Hay personas que toman un vino de 1€ y les sabe igual que otro de 300 €, y viceversa. O el que escucha música y le suena igual con unos auriculares regalados en el tren que con unos de 250€ con la máxima tecnología. Con la bicicleta pasa lo mismo, cada ciclista es un mundo.

 

El cuento de la princesa y el guisante

El cuento de la princesa y el guisante

 

Interpretar el cockpit sobre la geometría

Una vez que tenemos las medidas de los tres puntos de contacto, llega el momento de diseñar la geometría del cuadro. Las grandes marcas no tienen todos estos detalles en cuenta ya que crean tallas de bicicleta con medidas estándar. Pero cuando hablamos de una bicicleta a medida es necesario profundizar en muchos detalles para lograr que el ciclista se sienta cómodo.

Disponer de estas medidas proporciona una gran libertad y podremos modificar las características del cuadro sin que afecte a la posición sobre la bicicleta y su comodidad. De forma que siempre tendremos en cuenta las preferencias del ciclista y los cambios de comportamiento de la bicicleta con las diferentes medidas.

Una vez que tenemos definida la talla de la bicicleta, podremos ajustar más aún los puntos de contacto del ciclista para crear una posición más precisa. La clave para lograr todo esto no es otra que comparar, comprender y dedicar mucho tiempo a BikeCAD.

 

Diseño de la geometría de una bicicleta

Diseño de la geometría de una bicicleta

 

Gracias a programas como el BikeCAD, los constructores de cuadros a medida podemos realizar un trabajo mucho más detallado y personalizado. Todo lo contrario que sucede en la producción en cadenas de montaje, la misma geometría o talla de bicicleta servirá para cientos de miles de clientes.

Cómo analizar la geometría de una bicicleta

La geometría de una bicicleta consta de una gran variedad de medidas y ángulos. La mayoría de estos últimos son tomados tomando el suelo como base. Todas las marcas de bicicletas aportan en sus catálogos tablas con una cantidad de información y datos angustiosos en referencia a la geometría de cada modelo y talla de bicicleta.

 

tabla geometría bicicleta

Geometría completa de una bicicleta en diferentes tallas

 

Pero si recuerdas lo que decía al principio,

El cuadro de una bicicleta es bastante simple, está compuesto por una serie de tubos, entre 9 y 11. Estos forman un trapecio en la parte delantera y un triángulo en la trasera. Variando las longitudes de los tubos, especialmente los del trapecio delantero lo que conseguiremos es una amplia variedad de tamaños y proporciones ciclistas.

Partiendo de esta idea, podemos dividir el cuadro en piezas más pequeñas para hacer más fácil la digestión de todos esos números.

El trapecio principal delantero está compuesto de tubo superior (Top Tube), tubo de sillín (Seat Tube), tubo diagonal (Down Tube) y tubo de dirección (Head Tube). En base a las medidas de estos tubos, y los ángulos del Seat Tube y del Head Tube, realizaremos el ajuste de las medidas del cockpit. Pero lo más importante es la necesidad de realizar un estudio meticuloso de las medidas de los tubos mencionados para conseguir un ajuste perfecto sobre el Stack y el Reach.

Hoy en día, estas dos medidas son fundamentales para crear un buen cockpit donde el ciclista se sienta cómodo.

También se puede considerar importante en este punto la caja de pedalier (Bottom Bracket). Aunque si realizamos un buen ajuste de Stack y del Reach, las medidas que determinan el Bottom Bracket, como por ejemplo el Bottom Bracket Drop, no afectan al cockpit, sino al comportamiento de la bicicleta. De esta medida hablaba en la entrada de ¿Como es la Geometría de la Bicicleta?

Distancia que se toma entre la línea horizontal imaginaria que une los ejes de las ruedas y el punto central del eje de pedalier. El valor vertical que hay entre estos dos puntos es el BB Drop (Caída del pedalier).

El standover (altura del cuadro desde el suelo) y front-centre (distancia desde centro de pedalier a centro del eje delantero) son medidas secundarias para el cockpit. Estas van a estar determinadas por otras que irán relacionadas con el comportamiento de la bicicleta. Las dejamos aparcadas para más adelante.

¿Muchos datos y una digestión pesada, verdad? Vamos a entrar en materia.

La altura del cuadro

La altura del cuadro es determinante para el ciclista ya que dictamina la altura máxima para el manillar y el sillín.

Antiguamente, las bicicletas tenían un tubo superior totalmente horizontal al suelo. La altura del cuadro era determinada por la longitud del tubo del sillín. Con la entrada de las nuevas geometrías y nuevas medidas como el Stack y el Reach, se empezaron a fabricar los cuadros más compactos. La introducción de estas dos medidas, en concreto el Stack para determinar la altura, han logrado que se puedan conseguir medidas más precisas.

El Stack permite determinar rápidamente si un cuadro es lo suficientemente alto, o bajo, para las necesidades del ciclista.

stack

Que es el stack de una bicicleta

Si te fijas bien, el Stack no va determinado por la altura total incluyendo a la potencia y la arandelas. Esto permite variar algo la altura de la posición sobre la bicicleta añadiendo o quitando arandelas entre la potencia y el Head Tube. Es recomendable no incluir más de 30 mm de altura en arandelas para evitar la flexión del tubo de la horquilla. En el Stack el punto de encuentro es el centro de la caja de pedalier para evitar que las diferentes longitudes de la horquilla o las dimensiones de la cubierta interfieran con la medida.

La longitud del cuadro

Antes de la llegada del Stack y el Reach, la longitud efectiva del tubo superior determinaba la longitud del cuadro. Actualmente, este tubo tiene una ligera inclinación en el plano horizontal denominada sloping. Cuando se hace referencia a la longitud del tubo superior en las geometrías actuales, se proporcionan ambas medidas, tanto la medida real centro-centro como a la longitud efectiva.

La longitud centro-centro se toma sobre el tubo horizontal con el sloping. La longitud efectiva es su proyección paralela al suelo y que es superior a la inclinada.

 

longitud tubo superior bicicleta

Longitud efectiva y centro-centro del tubo superior de una bicicleta

 

Esta longitud efectiva del tubo superior nos proporciona una idea de la longitud total del cuadro, aunque esta medida estará influenciada por el ángulo del tubo del sillín. Conforme el ángulo del tubo del sillín aumenta, lo hará la distancia efectiva y viceversa. En este punto entra en juego el Reach que nos proporciona la medida horizontal desde el centro del eje de pedalier hasta el centro del tubo de dirección. Al variar el ángulo del Seat Tube, el centro del pedalier permanece en la misma posición, por lo que no afecta al Reach.

En el momento de ajustar la longitud del cuadro cambiando la potencia, debemos de prestar mucha atención a la longitud de este ya que las potencias están limitadas a incrementos de 10 mm, a no ser que optes por la fabricación de una potencia a medida. Si pretendes realizar un ajuste milimétrico, es importante prestar mucha atención y estudiar con detenimiento la geometría del cuadro. O por el contrario, optar por la fabricación a medida de una bicicleta para lograr ese ajuste tan importante que es la longitud.

Me vuelvo a repetir, y lo haré hasta la saciedad, cuando pensemos en modificar la longitud de la potencia para modificar la longitud, hay que considerar la influencia de la potencia con respecto al comportamiento de la bicicleta. Una potencia más larga hará que la dirección sea más lenta y al contrario.

Retroceso del sillín

El avance o retroceso del sillín no tiene implicación en el Reach pero es sumamente importante realizar un buen ajuste para aprovechar al máximo el rendimiento del ciclista. Por suerte, la mayoría de tijas y sillines se pueden configurar milimétricamente, incluso a escalas <1 mm para poder ajustar la posición.

Pero claro, todo tiene un límite y lo raíles de los sillines tienen una longitud concreta, algunos casos, podría no ser suficiente para poder ajustar la posición. Cuando estemos en esta situación, podremos recurrir a tijas rectas o con retroceso. Los retrocesos normales son entre 2 y 2.5 cm. Al realizar el cambio de retroceso de la tija, variará también el ángulo de ataque sobre el eje de pedalier y esto modificar la eficacia del pedaleo.

En el reglamento UCI, el punto 1.3.013 establece que “La punta del sillín debe situarse como mínimo a 5 cm por detrás de la vertical que pasa por el eje pedalier. Esta distancia no es aplicable a la bicicleta del corredor que participa en una prueba de velocidad en pista (200 metros, vuelta lanzada, velocidad, velocidad por equipos, keirin, 500 metros y kilómetro), de todas maneras, la punta del sillín no debe sobrepasar la vertical que pasa por el eje pedalier. La punta del sillín puede adelantarse hasta la vertical que pasa por el eje pedalier, en la medida que sea necesario por causas morfológicas. Se entiende por causa morfológica, todo aquello que concierne a la talla o a la longitud de los miembros del corredor.

 

norma uci 1.3.013

Norma UCI 1.3.013

En muchas configuraciones de bicicletas convencionales se establece esta medida como punto de encuentro para lograr la posición adecuada del ciclista.

Aquí pongo tres GIFS. En ellos podrás ver cómo, variando el tipo de tija, bien con retroceso de 21 mm o totalmente recta, cambia el avance del sillín aún cuando el resto de medidas se mantienen igual. Se puede ver como sucede igual con diferentes ángulos de tubo de sillín. El único cambio que se produce es la vertical que hay desde el centro del sillín al centro del pedalier, esto sucede porque el sillín no es totalmente plano, por lo que no debemos de tener en cuenta esta medida.

Variación del retroceso del sillín con diferentes tijas y ángulos de seat tube

74º de seat tube y variación del retroceso del sillín con diferentes tijas

Variación del retroceso del sillín con diferentes tijas y ángulos de seat tube

72º de seat tube y variación del retroceso del sillín con diferentes tijas

Variación del retroceso del sillín con diferentes tijas y ángulos de seat tube

75º de seat tube y variación del retroceso del sillín con diferentes tijas

En el GIF que pongo a continuación puedes ver que, al cambiar el retroceso de la tija, para mantener el avance del sillín (217 mm) debemos de modificar el ángulo del tubo de sillín de 74º a 72º. Esto implica el cambio de otras medidas, como por ejemplo, la de la longitud del tubo superior. (El ajuste de las medidas en realidad es un ajuste aún más preciso, esto es solo un ejemplo para demostrar la interferencia).

 

Variación del retroceso del sillín con diferentes tijas y ángulos de seat tube

Variación del retroceso del sillín con diferentes tijas y variando el ángulo del seat tube

Standover y Front-Centre

El Standover nos indica la altura del centro del tubo superior hasta el suelo. Esta medida solía usarse para determinar si el tubo superior quedaba a la altura de la entrepierna del ciclista. Realmente, hoy en día, no es una medida que se use ya que la inclinación del tubo superior hace que la mayoría de las veces sea cómodo pasar la pierna sobre el tubo superior.

En las bicicletas donde se necesita un tubo de dirección más largo, el Standover se verá afectado. Por ejemplo, una bicicleta de la misma talla con un tubo de dirección más largo, el Standover será más alto con respecto al suelo. Este apunte se debería tener en cuenta y tener sumo cuidado a la hora de comparar geometrías y bicicletas de distintas modalidades.

Una bicicleta con un Standover demasiado alto para nuestras necesidades, y por lo tanto, una bicicleta grande para nosotros. Esto nos entorpece los movimientos y la libertad al afrontar curvas o al pedalear de pie, ya que las rodillas pueden llegar a golpear el tubo superior.

En este ejemplo puedes ver, como he comentado anteriormente, que la misma talla con diferente medida de tubo de dirección (145 mm vs 165 mm) varía el Standover (776mm vs 785 mm), pero también lo hace la longitud del tubo superior. Esto es lógica, ya que el tubo de dirección tiene ángulo, pero con un poquito de ajuste todo queda solucionado.

standover de la bicicleta

¿Qué es el standover de una bicicleta?

En el Front-Center medimos la distancia que existe desde el centro del eje de pedalier hasta el centro de la rueda delantera. Te preguntarás porqué es importante esta medida.

El Front-Center depende del Reach, así como del ángulo del tubo de dirección y del Rake de la horquilla. En este espacio, debe de entrar el radio de la rueda delantera (incluida la cubierta), la longitud de la biela y la parte delantera del pie del ciclista que sobrepasa el eje del pedal.

front-center geometría de una bicicleta

Qué es el front-center de la geometría de una bicicleta

Como puedes ver en la animación, si el diseño no está bien logrado, la rueda delantera puede tocar con el pie al hacer el giro, con el consiguiente riesgo de sufrir una caída. En tallas desde la M (17″ en MTB o 54 en carretera) y L (19″ en MTB o 56 en carretera) en adelante, esta medida no suele representar un problema, pero en tallas pequeñas (16″ en MTB o 52-51 en carretera) o muy pequeñas (15″-15.5″ en MTB o <50 en carretera) si que representa un problema a la hora de conseguir una buena geometría adaptada al ciclista.

Las grandes marcas, al fabricar tallas de bicicletas pequeñas, no tienen problemas porque modifican las medidas del Reach y el ángulo de dirección. Esto sin tener en cuenta la biomecánica individual, para que esto no suceda. Pero cuando un fabricante de bicicletas a medida tiene que realizar un cuadro de talla pequeña, son muchas variables las que se deben considerar, para no perder funcionalidad y considerar la biomecánica del ciclista. Es un trabajo minucioso y complejo donde se deben de estudiar todos los detalles por pequeños que parezcan.

La diferencia entre la talla de bicicleta correcta y la incorrecta

Al principio de la publicación comentaba que a finales de los años 90 se empezó a introducir un nuevo estándar de geometría en las bicicletas (cuadros compactos y sloping) para así poder adaptar los catálogos a una gama más amplia de ciclistas. Con la gran variedad de tijas y potencias existentes, podemos ajustar una bicicleta a casi cualquier ciclista.

Sin embargo, los compradores han entendido que lograr una talla de bicicleta adecuada y un ajuste perfecto es fundamental para obtener un rendimiento y una comodidad que no podrían lograr en una bicicleta de catálogo. Esto ha puesto a las bicicletas hechas a medida, en el punto de mira de muchos ciclistas exigentes.

Te pongo dos ejemplos, el primero será una bicicleta grande adaptada a un ciclista de poca altura y el segundo ejemplo, lo contrario, una bicicleta pequeña adaptada a un ciclista alto.

Aquí habría que adelantar el sillín, bajar la altura del mismo, poner una potencia más corta e incluso reducir la altura de la potencia sobre el Head Tube quitando espaciadores.

Adaptar una bicicleta grande a un ciclista bajo

Adaptar una bicicleta grande a un ciclista bajo

Adaptar una bicicleta pequeña a un ciclista alto

Adaptar una bicicleta pequeña a un ciclista alto

Aquí, al contrario, tendremos que atrasar el sillín al máximo, usar una tija muy larga para poder adaptar la altura de entrepierna del ciclista. Poner espaciadores debajo de la potencia y usar una potencia larga y con un ángulo positivo para elevar y alargar la posición.

Si observas, verás que la altura que confieren las arandelas bajo la potencia, es excesiva, poniendo en riesgo la flexión del tubo de la horquilla. De hecho, los fabricantes de horquillas, a menudo también tienen especificaciones para la cantidad máxima y mínima de espaciadores que se pueden instalar de forma segura.

Cualquiera de estas dos modificaciones pone en riesgo las capacidades estructurales de la bicicleta. En el primer ejemplo, la bicicleta se vuelve poco manejable, en resumen, una bicicleta torpe. En el segundo ejemplo sería todo lo contrario, tendremos una bicicleta muy nerviosa y con una excesiva reactividad, exagerando, sería como montar en un toro mecánico.

Conclusiones

Cuando circulamos con el coche o caminamos por el monte, vemos continuamente bicicletas, podemos llegar a contar decenas o incluso cientos los fines de semana. Es fácil definirlos por categorías o grupos según el tipo de vestimenta, el tipo de bicicleta o la actitud sobre esta. Sin embargo, si nos detenemos a observar la posición sobre la bicicleta, la flexibilidad, la altura del ciclista y otras proporciones corporales, ocurre que se nos presenta ante los ojos un espectro de categorías que desafía a cualquier geometría.

Los cuadros actuales, con geometrías compactas y con sloping, son una solución eficiente para todas las categorías mencionadas. Pero muchos ciclistas experimentados y con un conocimiento profundo en la geometría de la bicicleta, y también para los que no tienen esos conocimientos pero esperan algo más de su bicicleta que el simple hecho de proporcionarles la posibilidad de salir a dar pedales con los amigos, las bicicletas estandarizadas, no satisfarán sus deseos ciclistas. Estos diseños no pueden igualar la precisión de un cuadro personalizado, un cuadro hecho a medida y creado desde cero en base a las cualidades antropométricas y las habilidades del ciclista.

Ninguna estrategia de marketing hará que estos ciclistas cambien de opinión. Tener una gran cantidad de modelos, opciones de geometrías y configuraciones es muy bueno para el público en general. Pero siendo realistas, tomar la decisión de optar por una bicicleta artesanal fabricada a medida es algo muy valioso. Se consigue el ajuste y disfrute perfectos sobre la bicicleta.